Lectores conectados

Suscríbete al canal de vídeo noticias RoiPress

sábado, 16 de noviembre de 2019

Portugal cuenta con más de 130.000 máquinas de vending





PORTUGAL (EUROPA) - Decía José Saramago en su libro "Historia del cerco de Lisboa" que no era lo mismo ver que apreciar. No le falta razón al premio Nobel portugués y sobrados de ejemplos estamos, en todos los ámbitos de nuestra vida diaria. Por eso, cuando observamos informes de mercados como el vending, hay que hilar muy fino a la hora de juzgar los diversos datos que manejamos sobre el número de máquinas, los precios medios, las tendencias, etc. con el fin de evitar situaciones confusas, que sean consecuencia de no relacionar las cifras con su contexto adecuado.

  • A la vista de los hechos, parece difícil para un canal como el vending competir con un mercado tradicional de tanta calidad como el luso. No obstante, este sector está tan lleno de recursos que parece sólo cuestión de tiempo que la expedición automática haga coincidir su oferta con los gustos del consumidor portugués.   
 
Con sus once millones de habitantes, Portugal es uno de los países más afortunados de Europa en cuanto a climatología se refiere. Las terrazas de las cafeterías de ciudades como Oporto o Lisboa a menudo se abarrotan para disfrutar de un excelente café - orgullo nacional de los portugueses - mientras que los restaurantes deleitan a sus clientes con una de las mejores gastronomías europeas.




publicidad



Según datos de la Associação Portuguesa de Venda Automática (APVA), existen más de 130.000 máquinas de vending en Portugal. Las mismas se pueden desglosar en 30.000 máquinas de tabaco, 60.000 expendedoras de bebidas, snacks y alimentos (la mitad de ellas pertenecientes al segmento del kit vending: máquinas sin hopper) y más de 40.000 máquinas de telefonía, parking y billetería de transportes. Deteniéndonos en el vending automático de productos para el consumo, las 30.000 máquinas de este grupo se dividen en 5.000 expendedoras de bebidas frías, por 18.000 de bebidas calientes (13.000 automáticas y 5.000 semi-automáticas). Además, nos encontramos con 3.000 dispensadores de frutos secos y 4.000 dispensadores de snacks y comida fresca. En este apartado, destacan las 1.500 máquinas dedicadas a confitería, algo que no es de extrañar en un país tan dulce como Portugal, donde el peso de la panadería tradicional es casi tan grande como su afición al bacalao (además de resultar un complemento ideal para su café, por cierto).

Nadie puede visitar Portugal y no dejarse caer en una cafetería para probar su delicioso espresso. Si sorprendente es su sabor, más aún es el momento de tener que echar mano a la cartera, puesto que normalmente no tendremos que sacar más de 60 céntimos. Un precio y calidad difícil de igualar a través de un canal como el vending. A pesar de que se está trabajando especialmente en mejorar la calidad del producto y en aprovechar al máximo las ventajas de su accesibilidad e inmediatez, el peso del café de vending es todavía escaso para un país tan cafetero como el portugués. El consumo diario de café a través de la venta automática se sitúa en 0,3 tazas per cápita, si hablamos de vending cautivo (en fábricas, oficinas, etc.). La media baja hasta 0,1 cuando hablamos del vending público o semi-público (el que se emplaza en colegios, hospitales, estaciones de transporte y servicio, etc.). Los precios, bastantes bajos en relación al resto de Europa (0,28 y 0,35 euros, respectivamente), pueden sin embargo no ser suficientemente atractivos para un público acostumbrado a la propuesta que ofrecen las cafeterías del estado lusitano. 



publicidad


En cuanto a los snacks, el consumo diario per cápita dentro del vending cautivo se sitúa en 0,15 (a un precio medio de 0,70 €), por la media de 0,05 y 0,70 euros del vending público y semi-público.


Según las cifras que mueve la asociación portuguesa de vending, el mercado está experimentado una fase de contención, con cifras de crecimiento cero en el último año. Las empresas han observado una disminución en su actividad, que se ha juntado además con la crisis internacional y el aumento de los precios de materias primas como el petróleo, la leche o el azúcar.

La prudencia lógica del operador de vending ante esta coyuntura está provocando en los últimos años un envejecimiento del parque de máquinas portugués. A pesar de todo, el nivel de profesionalización es cada vez mayor, con empresas cada vez más modernas, eficaces y adaptadas a la tecnología más actual. Todo ello está conduciendo a la extinción del llamado operador part-time, que encuentra cada vez mayores dificultades de supervivencia.
En Portugal existen cerca de 400 operadores de vending, de los que aproximadamente 30 explotan el 90% del mercado.

El mercado portugués de vending no parece estar viviendo sus mejores años.  El envejecimiento del parque de máquinas es preocupante, si bien abre el camino a una renovación que, aunque tarde en llegar, supondrá una carga de actividad extraordinaria para el ahora estancado mercado luso. Otro punto importante que se debe resaltar es la profesionalización observada por el sector en los últimos años, donde aquellos que no dedican el 100% de su tiempo e inversión al vending parecen estar destinados al destierro definitivo.

Para concluir, no quisiera dejar pasar la ocasión de recordar una vez más a nuestro amigo Saramago, que de leer este artículo (lo que ardientemente le recomiendo) seguramente no se limitaría a quedarse con los datos que aquí hemos reflejado, sino que los contemplaría a la luz de este ilustrado país europeo. Quiero decir con ello que no sólo hay que atender a las cifras brutas de un mercado actualmente en depresión, sino que hay que apreciar las posibilidades del vending en Portugal, sobre todo si tenemos en cuenta determinadas peculiaridades autóctonas como, por poner un ejemplo, la selectísima cocina portuguesa. La misma debería de ser tenida muy en cuenta a la hora de explotar el canal del vending como el vehículo más rápido y asequible de impulsar una alimentación de calidad en el ajetreado mundo de hoy. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

LAS TENDENCIAS DEL MOMENTO