Lectores conectados

Suscríbete al canal de vídeo noticias RoiPress

miércoles, 12 de febrero de 2020

El precio del petroleo podría dispararse si EEUU sanciona a la petrolera rusa Rosneft




ECONOMÍA / INTERNACIONAL - Estados Unidos está considerando si debe sancionar al mayor productor de petróleo de Rusia, Rosneft PJSC, por mantener lazos con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, aunque funcionarios estadounidenses piensan que la medida podría causar caos en los mercados petroleros mundiales.

  •   A raíz de las sanciones de EE.UU. contra Venezuela, Rusia se ha convertido en la segunda fuente más grande de importaciones de petróleo de EE.UU.  

Funcionarios del Departamento del Tesoro temen que las sanciones a Rosneft puedan elevar los precios del petróleo, dijeron las personas. EE.UU. ha impuesto fuertes sanciones económicas a Venezuela a medida que la administración Trump busca expulsar a Maduro, su presidente, pero la industria petrolera del país continúa funcionando. El crudo representa 95% de las exportaciones venezolanas y financia el régimen de Maduro. 



SI TU PAREJA ES ÚNICA, TUS ALIANZAS TAMBIÉN DEBERÍAN SERLO

14 DE FEBRERO, DÍA DE LOS ENAMORADOS

PIDE DESDE AQUÍ TUS ALIANZAS 

(disponibles en oro amarillo, oro blanco, oro rojo, y también en plata)

publicidad


  

La administración Trump planea aumentar su presión sobre Maduro en los próximos 30 días, dijo un alto funcionario de la administración a periodistas en una sesión informativa el miércoles. EE.UU. analizará "muy de cerca" las posibles acciones contra Rosneft y "probablemente tomará medidas en un futuro próximo sobre ese tema", dijo el miércoles el asesor de seguridad nacional, Robert O'Brien, en un evento organizado por Meridian International Center.

El presidente Donald Trump prometió en su discurso del Estado de la Unión el martes "que el dominio de la tiranía de Maduro será quebrantado y destruido". El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, asistió al discurso y se reunió con Trump en la Casa Blanca el miércoles.

Una portavoz del Departamento del Tesoro no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios y un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca se negó a comentar.  



publicidad


La amenaza de sanciones por parte de EE.UU. a una gran empresa rusa de productos básicos volcó los mercados mundiales en 2018, cuando la administración Trump actuó contra el multimillonario ruso Oleg Deripaska en represalia por lo que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, llamó "actividad maligna en todo el mundo" por parte del Gobierno ruso. En ese momento, Deripaska tenía una participación mayoritaria en United Co. Rusal, el segundo mayor productor mundial de aluminio.


Nunca se impusieron sanciones a Rusal debido a repetidas exenciones del Tesoro. Pero los precios mundiales del aluminio se dispararon hasta en 20% en un punto, y cada retraso en la imposición de sanciones causó más turbulencias.

A raíz de las sanciones de EE.UU. contra Venezuela, Rusia se ha convertido en la segunda fuente más grande de importaciones de petróleo de EE.UU. Las exportaciones de crudo y productos petroleros de la nación a EE.UU. subieron a 20,9 millones de barriles en octubre pasado, la cifra más alta desde noviembre de 2011, según datos del gobierno de EE.UU.

Rosneft está actualmente sujeto a algunas sanciones del sector de mercado de EE.UU., aunque esas medidas no son tan amplias como las sanciones contra las empresas asociadas con el régimen de Maduro y no impiden que Rosneft realice transacciones para petróleo venezolano.

Rosneft ha sido el principal cargador de crudo de Venezuela, destinado principalmente a refinerías en India y China. La empresa con sede en Moscú, controlada por el Gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, ha prestado US$6.500 millones a PDVSA a cambio de petróleo.

Las ventas de petróleo venezolano cayeron a un mínimo de 34 años en 2019 después de que las sanciones cortaron el comercio con EE.UU., que hasta entonces era el principal cliente del país.

Rosneft también suministra gasolina y diésel a cambio de petróleo crudo. La gasolina subsidiada ayuda a Maduro a mantenerse en el poder en un país que sufre de inflación, escasez de alimentos y una crisis humanitaria generalizada. La gasolina es tan barata que los venezolanos pueden llenar un tanque con menos de US$1.

A partir de noviembre de 2019, las cinco empresas conjuntas de Rosneft con PDVSA, la petrolera estatal venezolana, bombearon un promedio de 84.700 barriles por día, en comparación con 158.000 en el mismo mes del año anterior, según datos compilados por Bloomberg. Un mejorador conjunto del crudo pesado no funciona desde mediados de 2019 debido a problemas operativos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LAS TENDENCIAS DEL MOMENTO